Buscar
  • Sebastián Rodríguez

Parkour En El Geriátrico: Cómplices musicales tan del futuro como del pasado


Desde Cultura Pop les venimos a presentar una de las bandas de artistas que son parte de la vanguardia, de lo que viene, de las prontas ramas generacionales de músicas que están haciendo estragos en la escena local argentina y lo harán en plano internacional. Claro, hoy muy visibilizadas por Feli Colina, quien plasma esa proyección que vendrá con mucha data para instalarse. En ese plano las Parkour En El Geriátrico, con pasión e inteligencia, con un canto propio de la mejor música negra londinense adaptado al ADN de la banda, mezclan la mejor etapa de la música con ítems súper actuales.


Hoy elegimos conocerlas un poco más; Parkour En El Geriátrico por #CulturaPop :


¿Cómo fue el instante en el que nació Parkour en el Geriátrico? ¿Cómo surgió el nombre?

La banda surgió básicamente por la necesidad de encontrar compañeras para hacer música, un espacio donde nos sintiéramos cómodas componiendo, expresando, mostrando lo que cada una era y pensaba y sentía sin prejuicios ni temores.

La banda se fue armando de a poco. Primero Flor, Cande y Nai nos empezamos a juntar, fuimos probando, empezamos tocando covers y después nos fuimos animando a componer, a armar nuestros propios temas. Costó encontrar bajista hasta que un amigo, dueño de la sala de ensayo donde nos juntábamos, nos presentó a Juli. Un par de meses después, ya con una fecha de por medio, invitamos a Annie a cantar un cover y sacarnos fotos y quedó como tercer vocalista definitiva.

El nombre surgió de una anécdota sin sentido: Nai estaba con Camila (amiga de la banda) en su casa después de su festejo de cumpleaños, debían ser como las 7am, y se pusieron a recordar que de chicas visitaban geriátricos con el colegio. Camila recordó que durante las visitas se la pasaba saltando de acá para allá divirtiendo a los ancianos. Lo llamó “Parkour En El Geriátrico” y quedaron en que si alguna vez tendrían una banda la llamarían así. Por distintas circunstancias no pudieron concretarlo, el nombre quedó resonando... y lo terminamos eligiendo, en una especie de homenaje bizarro.

Nos costó encontrar un nombre, pero luego de elegirlo nos dimos cuenta que nos representa porque es una combinación de palabras que a priori uno no se imagina juntas, no tienen sentido y remiten a una imagen algo bizarra, y es en parte lo que queremos o nos sale transmitir.

¿Principales influencias que jueguen fuerte en su manera de hacer música?.

Tenemos influencias punk, soul, funk, rock, surf, sobre todo nos gustan bandas y artistas que fusionan estilos.

Los Beatles están implícitos como en cualquier banda, todas nos criamos escuchándolos. Pero concretamente nos inspiran e influencian Juana Molina, La Luz, Vulfpeck, Charly a nivel compositivo, recurrimos mucho a The Velvet Underground cuando queremos hacer algún arreglo y armonías vocales, Aretha, Nina, Prince, toda música negra habida y por haber, por su expresividad y por su manejo de los silencios.

La experiencia en vivo, ¿Cómo la atraviesan?

De la primer fecha a la última hubo un cambio muy grande. Siempre es una mezcla de ansiedad y manija por tocar, pero ya no sentimos los nervios de los primeros recitales. Ahora disfrutamos mucho más de tocar en vivo, y en estos momentos pandémicos es algo que extrañamos inmensamente.

Lo disfrutamos mucho porque compartimos lo que hacemos con gente que queremos, que nos hace el aguante, nos encanta que canten nuestras canciones. Nos emociona mucho ese momento. Nos gusta que gente nueva nos vaya a ver, el después de tocar… Es un momento de encuentro re lindo. Tocar en vivo es una situación que siempre buscamos.

Es un espacio donde mostramos lo que sucede dentro de nuestro laboratorio, y siempre que lo hacemos recibimos mucho cariño y buena energía, y esto nos incentiva para seguir creando y componiendo y tocando.

Los disparadores letrísticos son variables, prueba de eso se puede encontrar en Ulises y Hasta el filtro. ¿Cómo nace la composición?

Muchas veces tenemos escrito algo en un cuaderno y después lo volcamos en la música, otras veces escribimos frases que se nos vienen a la mente, y después empezamos a unir ese rompecabezas mental/emocional. En otras ocasiones, la letra surge de una asociación libre, de unir ideas que en ese momento se nos ocurren, o

tomamos frases de una canción y nos inspiramos en base a lo que esa letra nos generó.

Más allá de la diversidad de letras e ideas, creemos que todas son sinceras, son concretas y a la vez invitan a que la gente haga la interpretación que quiera.

¿De qué habla y a quiénes le canta Parkour en el Geriátrico?

Escribimos sobre cosas que nos pasan, estados afectivos, epifanías, gatites, y todo lo que es destruir y reconstruir al mundo.

Le cantamos a todo aquel que se sienta interpelade, en verdad no pensamos en el afuera a la hora de componer y de crear; creemos que sin dudas cantamos para nuestrxs contemporáneos, pero no hay límites respecto de a quiénes querríamos llegar o alcanzar.

Coyunturalmente como músicas y banda de chicas, ¿Que sienten personalmente con el momento que estamos viviendo y las leyes de cupo femeninas conseguidas por el colectivo de Músicas Activas Argentinas encabezadas por Celsa Mel Gowland?

De alguna forma el surgimiento de la banda no puede separarse del momento que estamos viviendo respecto de la lucha de los feminismos por ocupar espacios que antes eran masculinos. Uno de los objetivos de la formación de la banda era ocupar espacios dentro de la música siendo mujeres, participando de la lucha de manera activa, validándonos como sujetos en esos espacios, formar parte. Dejar en evidencia que tenemos algo que mostrar, y que puede gustar.

De hecho el último recital que pudimos hacer fue precisamente por el Día Internacional de la Mujer y la visibilidad lésbica (organizado por la Municipalidad de Morón), un espacio para que artistas mujeres muestren su música y la gente pueda disfrutarla de forma gratuita. Esto es algo que en otro momento no hubiese pasado.

Creemos que siempre hubieron mujeres en el ambiente musical (aunque fueron minoría), lo que consiguió la colectiva de Músicas es básicamente la posibilidad de que las pibas muestren su música y su talento en espacios de difusión masivos. Obliga al ambiente de la música a repensar sus espacios, sus contenidos, su rol político y cultural. Abre puertas que antes estaban cerradas para las mujeres, da espacios a que muchas artistas muestren lo que hacen.

El cupo de artistas femeninas en festivales permite que lxs chicxs jóvenes crezcan viendo un montón de artistas mujeres en distintos roles arriba del escenario, con distintas improntas musicales, y que crezcan con otra visión e incluso consideren tocar instrumentos o ser músicxs como un horizonte posible. Da espacio para que haya cada vez más referentes músicas. Por esta lucha histórica y presente de otras compañeras vamos a estar siempre muy agradecidas, porque gracias a ellas hoy podemos tener la certeza de que ser una banda de pibas es más que posible y disfrutable.

¿Cómo componen la estética de Parkour?

Nos dejamos llevar por lo que somos y lo que nos pinta, es un mix de las cosas que nos gusta a cada una mostrar. No tenemos un “guión estético” que seguir.

Nos rescatamos de que tal vez tanto en nuestros flyers y en nuestras historias se nota que hay algo disruptivo, enquilombado. La estética no la conformamos nosotras solas, va de la mano de lo que hacen Facu Sartoretto (flyers), Lula Sanguinetti (videos), Annie Guerra (videos, diseño en general). Tenemos la suerte de compartir este camino con amigxs artistas que aportan y nos ayudan a componer nuestra estética, que creemos termina siendo un “collage” de muchas cosas.

Artistas colegas que recomienden?

Nos parece importante recomendar bandas locales (algunas emergente y otras más históricas): Humus, Jaz Pimentel, Deformik, Baja Killa, Coiffeur, Dease, Caramelos del Futuro, M.o.n.o; son algunas de las bandas del oeste con las que compartimos espacios o simplemente nos gustan, vale la pena escuchar:

Describan con una frase a Parkour en el Geriátrico.

Cómplices musicales tan del futuro como del pasado.

¿Cuál es el manifiesto artístico de Parkour?

La música como disfrute, como encuentro, como compañerismo, como lugar donde crecer como personas y como artistas profesionales. La música como expresión, amor, vino. Música como anécdotas, conexiones, salvavidas. Nuestras canciones y recitales como bitácoras del viaje que es tener una banda y gestar música entre amigas, del viaje que es introducir esta experiencia en nuestras vidas y las de los que nos escuchen.

Hacer música por necesidad, por diversión, porque no podemos pensarnos de otra manera. Hacer música porque sí, por compartir con lxs otrxs, por nosotras mismas.

Música como pregunta y respuesta a todo. Como intención de demostrar que las pibas tambien podemos hacer cosas piolas.




0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo