Buscar
  • Sebastián Rodríguez

Las Figuras de Camelia danzan renovantes en la cuarentena


Una banda nueva, que propone una vez más el juego otrora, al cual les artistas de hoy terminan padeciendo cayendo en una lujuria estética que los termina poniendo en un denominador común; Camelia tiene identidad y no se parece en nada a una camada de artistas pre existentes y moldeades. No vienen de una misma agencia, no comparten una misma imagen, no les interesa parecerse sino ser únicos en su ADN. Su música, experimental y muy bella, es hipnótica tanto como su propuesta ética, estética e ilógica. Claramente es uno de esos proyectos que vienen a tocar la puerta y por necesidad de la escena nacional los queremos en demasía.


No pasan desapercibides y les percibimos. Hoy les conocemos más:


Camelia x #CulturaPop


Camelia tiene una estética claramente propuesta desde lo visual, ¿Cómo fue que nació tal propuesta? ¿Cuáles son sus influencias? Hay Bowie y mundo pop a full. Desde un principio Camelia fue nuestro medio para expresar todo lo que sentimos, y nuestra estética fue formándose prácticamente por sí sola, a partir de que fuimos conectando cada vez más entre nosotrxs y con nosotrxs mismxs, siendo más libres. Nuestras influencias son muy amplias y siguen renovándose constantemente ya que no hay limitaciones, desde el pop y new wave de los 80s, hasta el pop punk de Disney en los 2000 y artistas actuales como Aurora, The 1975 o Grimes, la lista es prácticamente interminable y no sólo abarca lo musical, consumimos diversas formas de arte constantemente, y todo lo que nos transmite algo pasa a ser una fuente de inspiración. ¿Cómo proponen como misión artística la renovación del pop? ¿Cómo ven a la nueva próxima generación que levante a la nueva música popular de canción melódica? Es ambicioso y valorable el proyecto que performean.

El pop es el medio que elegimos como comunicadores sensibles del mensaje que el mundo necesita oír en este momento. Casualmente o causalmente, mejor dicho, crecimos consumiendo el arte pop como forma de expresión que de alguna manera busca sobresalir, llamar la atención, trascender. Ahora la idea es romper con las estructuras dentro de las reglas del pop como estética armoniosa, queremos trasformarnos, y buscar siempre la libertad. En el futuro lo popular es la libertad de expresión de los seres y el respeto hacia la diversidad que hace la unión. La melodía pop es como un mantra, un patrón que logra quedar grabado en el inconsciente. Por eso venimos a plasmar la frecuencia del amor y la conciencia al pop, renovar el patrón y elevar la vibración. ¿Cuál es el manifiesto artístico de Camelia? Es curioso, es como si estuviéramos canalizando información y manifestando a través del arte. Camelia nos ayudó a expandirnos espiritualmente y en conciencia. Las mismas letras que salían de nuestros labios al principio no las entendíamos del todo, vamos conectando los sentidos a medida que evolucionamos. Así es el arte, libertad, la mente libre y universal se activa.  Lo que más nos gusta de Camelia es que como principio no buscamos límites. Qué sea lo que sea. Así mismo tratamos de abarcar distintos aspectos del arte, distintos estilos, géneros. En realidad no nos gusta encasillar nada. Somos energía que se transforma. ¿Cómo piensan seguir produciendo Camelia en momentos de pandemia?

Creemos que es un gran momento para  crear, aprender y nutrirnos tanto de nosotros mismos como de la increíble herramienta que es internet, el hecho de tener que estar encerrado 24hs en tu casa y aún así tenes una voz con el mundo al alcance de la mano es la manera de no dejar de producir y mantener el proyecto latente. Más allá de esto nosotros mismos grabamos y producimos nuestra música así que la pandemia no nos detiene en ese sentido y tenemos un camino de lanzamientos mas o menos trazado. ¿Cuál es la mística de Camelia? El despertar. El ser humano tiene un poder interno del que no es consciente. El sufrimiento es consecuencia de la inconsciencia a la que estamos sometides. A través del sonido y del arte tenemos la misión de expandir y trasformar las energías para trascender el miedo y encontrar la paz. Parece imposible pero en este juego lo primero es la intención. Figuras muestra una capacidad de arte conceptual muy pocas veces visto en la música independiente y casi nulo en el mainstream. ¿A qué interpela Figuras? Son parte del futuro renacimiento de la obra de autor conceptual. Figuras plasma la realidad ilusoria a la que fuimos sometidos desde la infancia. Una realidad tridimensional limitada, la cual entendemos como única, nula de cuestionamientos y empatía. Buscamos abrir las puertas de esa realidad a través de la conciencia. Ser conscientes de la energía que está ahí manifestándose aunque nuestra mente racional no la pueda ver, la energía se transforma o se acumula y así genera impulsos, emociones, enfermedades, ect. Vamos muy pendientes de lo que nuestra mente crea de esta realidad a partir de la experiencia. Creemos ser solo lo que aprendimos, pero afuera hay más, adentro hay más. Cuestionar esos patrones de pensamiento mecánico nos hará libres.  Y sí el mundo está cambiando, es el momento de renacer y lo mejor es que el trabajo es solo interno, si nuestra frecuencia cambia nuestro mundo cambia. ¿Una experiencia desde la imagen que me pueda remitir en una frase a Camelia? El solo hecho de salir a la calle, mirar a la gente sumergida en una matrix, una simulación de la cual podríamos salir con el simple hecho de empezar a cuestionarnos, hacernos interrogantes, y poder ver hacia adentro. Esto aparece en varias frases de nuestro último single (y nuestro mensaje en general), "pensaste que algo de esto era cierto, adentro hay más", "Figuras de azar en el tiempo intentan treparse en el cielo". ¿Qué momentos les despierta más ganas de hacer arte?

Pueden haber muchas respuestas distintas ya que siempre nuestro arte nace desde distintos lugares y sentimientos. Pero mayormente surge desde nuestra vulnerabilidad y necesidad expresarnos, crear nos resulta también una herramienta para conocernxs más a nosotrxs mismxs y quizás entender mejor lo que sentimos, es un poco un acto de introspección. Esa es la magia del arte, la expresión y la conexión que se genera al identificarnos con los sentimientos del otrx;lo cual nos hace sentir, de alguna manera, menos solxs.


0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo