Buscar
  • Sebastián Rodríguez

Carolina Del Carmen Peleritti y Peteco se unen en un mismo suspiro


En un estupor divino, Carolina del Carmen Peleritti cautiva con un timbre de voz que te transporta hacia ese rincón donde habita el poder del suspiro. Todo lo no dicho, la potencia del suspirar colectivamente, y depositar en el amor cada huella de ese desahogo que expone sin tapujos ni límites el reservorio de los sentires del alma. Una capa de profundidad en que todas las personas en algún momento necesitamos abrir el pecho desde lo irracional para desatar los sentimientos.


En una producción conjunta en la cual se suma Peteco Carabajal como aquel elegido para sumarse a este compartir de el suspiro, no solamente a cantar, no es solamente un Featuring, sino que es la decisión de un viaje en común; un abrazo, un momento de contención, una elección, un apretón de manos pero no cualquier apretón de manos, una suave caricia de empatía como coreografía de dos energías que mágicamente y sin ninguna explicación lógica confluyen en una sola para ser más cantándole al universo.


Unirse en un mismo suspiro es uno de los actos de fe más grande, pero no hacia un dios, no hacia una divinidad, sino hacia una otredad que deja de serlo para pertenecer al campo de lo único, lo transversal. el sentido de humanidad y la armonía con la naturaleza. Con aquellas cosas que no podemos explicar de nuestro funcionamiento como cuerpo, el suspiro. Un accionar tan mecánico y con tanta simbología en donde residen las preguntas ontológicas, aquellas que nos hacemos como seres.


El Suspiro de Carolina del Carmen Peleritti es mucho más que un simple suspiro; es un canto al alivio, a la unión, al desahogo, a la escucha, a la transformación, y a la construcción de nuevos caminos.


"El Suspiro es aquello que no nos cabe en el pecho y con fuerza busca abrirse con razón y sentimiento"

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo